Últimas noticias

El precio de la vivienda subirá en 2017

30000 viviendas de lujo a la venta en España

Informe de precios de vivienda en 2016, primer trimestre

Altamira Inmuebles gestionará 8000 viviendas nuevas hasta 2018

Los principales canales y criterios de búsqueda de vivienda de españoles

El stock de vivienda en España

Las exigencias del comprador de vivienda

El precio de la vivienda sube y seguirá subiendo en 2016

La vivienda y los hábitos de los españoles

La compraventa de viviendas sigue creciendo

04/01/012

0

Las deducciones fiscales por vivienda no se aplican al alquiler

 La deducción por compara d evivienda recuperada por el Gobierno del PP implica que un contribuyente con una renta superior a 24.107 euros tenga derecho a rebajas fiscales en el IRPF si compra una casa, pero no si la alquila.

El sistema tributario español siempre ha primado la compra de casa frente al alquiler. Esta situación solo se interrumpió en 2011, cuando el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero equiparó la deducción por adquisición y arrendamiento de vivienda. El anterior Ejecutivo, por un lado, eliminó la rebaja fiscal en el IRPF por la compra de vivienda para rentas superiores a 24.107,2 euros y, al mismo tiempo, elevó hasta ese umbral el límite para aplicar la deducción por alquiler.
Esta igualdad fiscal solo ha durado un año. El Gobierno de Mariano Rajoy aprobó el viernes que todas los contribuyentes, con independencia de su nivel de renta, puedan beneficiarse de la deducción por compra. Sin embargo, no hizo lo mismo con el alquiler, cuyos beneficios tributarios quedan topados para las rentas superiores a 24.107 euros.
Así, un contribuyente con una base imponible de, por ejemplo, 30.000 euros tendrá incentivos fiscales para comprar una vivienda pero no por alquilarla. Si adquiere una casa podrá deducirse el 15% de los pagos efectuados hasta un máximo de 9.040 euros. Ello supone un ahorro tributario de hasta 1.356 euros anuales. Si este contribuyente tarda 30 años en liquidar su hipoteca, podrá deducirse más de 40.000 euros.
En cambio, un declarante con una base imponible superior a 24.107 euros no podrá descontarse ni un euro de su factura tributaria si opta por vivir de alquiler. Así, en términos puramente tributarios, resulta más atractivo la compra que el alquiler. Ello no es casual. Uno de los objetivos del Gobierno del PP pasa por dar salida al enorme stock de vivienda que está en manos de la banca.
Además de recuperar la deducción, el Ejecutivo de Rajoy también mantendrá para 2012 el tipo superreducido del 4% por la compra de vivienda nueva, una medida que ya aprobó el anterior Ejecutivo y que caducaba en 2011. Rajoy aseguró en su discurso de investidura que el gravamen del 4% se mantendría "únicamente para vivienda habitual y con un límite en su precio de adquisición". Sin embargo, el real decreto del viernes no hace ninguna referencia a estas salvedades y, por tanto, el tipo superreducido del 4% se mantiene para todas las viviendas.
Ningún miembro del Ejecutivo ha explicado los motivos por los que, de momento, no se ha limitado el IVA del 4% a la vivienda habitual. En cualquier caso, los expertos fiscales alertan que esta medida puede chocar contra la legislación europea. De hecho, la Comisión Europea ya aviso a España de esta posibilidad.

Noticias relacionadas

Las ayudas al alquiler en Madrid

Aumenta la demanda y oferta de alquiler en España

5% de rentabilidad del alquiler residencial

La rentabilidad del alquiler, superior a depósitos y deuda

Más de 300.000 alquileres para estudiantes Erasmus

Ver más