Últimas noticias

El precio de la vivienda subirá en 2017

30000 viviendas de lujo a la venta en España

Informe de precios de vivienda en 2016, primer trimestre

Altamira Inmuebles gestionará 8000 viviendas nuevas hasta 2018

Los principales canales y criterios de búsqueda de vivienda de españoles

El stock de vivienda en España

Las exigencias del comprador de vivienda

El precio de la vivienda sube y seguirá subiendo en 2016

La vivienda y los hábitos de los españoles

La compraventa de viviendas sigue creciendo

08/02/007

0

Una continuada desaceleración del precio de la vivienda afectará al crecimiento del sector de la construcción

 Una continuada desaceleración del precio de la vivienda en España podría ocasionar que las familias vean mermada su riqueza acumulada mientras que sus deudas seguirán siendo las mismas, lo que desincentivará el consumo interno, la inversión en bienes de equipo y afectará al crecimiento del sector de la construcción, actuales fundamentos del crecimiento económico, según la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES).

El economista Alberto Recarte, encargado de defender este supuesto durante la celebración de la VIII reunión del Observatorio Económico FAES, señaló no obstante que este ‘reajuste’ ya ha comenzado y será más perceptible a partir de 2008.

Así, avanza que, de darse este reajuste, el consumo interno no superará un incremento del 3%, frente al del 3,4% alcanzado el pasado año, caerá el crecimiento de las inversiones en bienes de equipo y se frenará el sector de la construcción, que emplea actualmente a unos 2,5 millones de trabajadores y supone el 16% del PIB.

Según Recarte, esta situación es similar a la vivida durante 2006 en EE.UU. dónde se han logrado superar los efectos adversos de una caída de la inversión en el sector inmobiliario gracias a la capacidad productiva del país sustentada en la aportación de sectores ‘sofisticados’, que hay que incentivar en España.

En este sentido, señaló que de producirse en 2008 el ajuste en coincidencia con un momento menos favorable desde el punto de las finanzas públicas ‘la política deberá jugar un papel’, instando así a un mayor control estatal de los procesos del mercado.

En esta línea, matizó que los efectos negativos de la aprobación del Estatut de Cataluña y la ‘ruptura del mercado’ no se han dejado notar gracias a la ‘extraordinaria flexibilidad del sector fiscal’ y al peso de la financiación pública.

En cualquier caso, señaló que la ‘inercia’ que caracteriza al sector de la construcción hace que al mismo tiempo ‘le cueste pararse’, con lo que está asegurada, en su opinión, la construcción de 2 millones de viviendas más hasta 2009, que se sumarán a los 22 millones ya existentes. No obstante, constató un ‘parón muy fuerte’ en la compra-venta de viviendas al final del año.

Además, lamentó la falta de productividad, que junto a una excesiva inversión en el sector inmobiliario y el alto endeudamiento de las familias ha provocado, en su opinión, el fin del ciclo expansivo de la economía española. ‘Hemos pasado lo mejor de este ciclo’, matizó Recarte.

Así, pese a reconocer el ‘buen año’ que ha supuesto el 2006 para la economía española en términos de crecimiento, ‘aunque no haya sido el mejor de la democracia’, en respuesta a las declaraciones del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, desde FAES se ha alertado de la persistencia de un déficit en el ahorro de la economía del 8,5%.

Las exportaciones, pese a haber crecido un 11% en 2006 siguen no son ‘suficientes’ de cara a solventar el déficit exterior de España. En este sentido, desde FAES se disertó sobre el panorama económico internacional y se plantearon las mejores alternativas para la inversión exterior que, a su juicio, se encuentran en China, los países del Este de Europa y Latinoamérica.

Frente a unas exportaciones mayoritariamente orientadas a la zona euro, el director general del Instituto de Estudios Económicos (IEE), Juan Iranzo, puso de manifiesto el ‘atractivo inversor’ de los países como Polonia o la República Checa, que cuentan con un mercado laboral flexible y una mano de obra cualificada, y en los que se ha hecho una ‘gran apuesta por la estabilidad’. Así, estos países emergentes en el panorama europeo han logrado estabilizar sus precios y controlar el déficit por cuenta corriente.

Asimismo, el profesor del IESE, Juan José Toribio, adelantó que en 2050 la primera economía del mundo será China mientras que la tercera será la India, lo que justifica una incremento de la inversión española en estos países que actualmente está ‘ausente’. Así, según señaló, sólo el 6% de las exportaciones españolas tienen como destino Asia, mientras que un tercio de su déficit exterior proviene de China.

Por último, el analista Juan Velarde, lamentó que en 2006 decreciera dos puntos porcentuales el volumen de inversión española en Latinoamérica respecto a 2004, pasando del 30% al 28%, mientras que la destinada a la UE aumentará otro punto en el mismo periodo, del 53% al 54%. Además, expresó la conveniencia de intensificar las inversiones en países como Brasil, Argentina, Chile o Colombia, y destacó el importante crecimiento que está experimentando el área latinoamericana, que experimentó un crecimiento del 5,3% en 2006.

Noticias relacionadas

La Faes alerta de un ajuste brusco de la economía española en 2008 por la crisis de las 'subprime' de EE.UU

Ver más